domingo, 19 de septiembre de 2010

¿Fluyen tus emociones?




Definimos Inteligencia Emocional como una disciplina que nos ayuda a lidiar de manera inteligente con nuestras emociones.
Una emoción es una sensación que surge en nosotros frente a una situación o pensamiento.
Algunas veces es agradable pero otras no. A menudo funcionamos evitando sentir aquella emoción desagradable, con lo que la REPRIMIMOS.
Otras veces, también desafortunadas, la EXPRESAMOS CON RABIA.
Cuando reprimimos surge el RESENTIMIENTO, cuando la expresamos con rabia surge la CULPA.

La Inteligencia Emocional surge para ayudarnos a que eso no suceda y para ello establece 5 estadios:

• AUTOCONOCIMIENTO
• AUTOREGULACIÓN
• AUTOMOTIVACIÓN
• EMPATIA
• HABILIDADES SOCIALES

En el autoconocimiento, aprendo a conocer mi interior, a saber cómo me siento, cómo reacciono frente a un estímulo.
En la autorregulación, aprendo a gestionar las emociones que siento para fluyan adecuadamente.
En la automotivación, aprendo a motivarme por mí mismo, entiendo el propósito de mi vida y intenciono mis pasos para lograrlo.
Con la empatía, soy capaz de ponerme en el lugar del otro y me es más fácil sentir su dolor y su alegría. Aprendo a suponer menos y a entender más.
Finalmente las habilidades sociales me ayudan a ser más asertivo, a relacionarme de manera más eficaz con las personas.

Pero demos marcha atrás porque para que esta disciplina tenga sentido tengo que entender que TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS SOMOS ALMAS O SERES DE LUZ que habitamos en un cuerpo y así experimentamos nuestro paso por la Tierra.

Como cuerpo poseemos MENTE y EMOCIONES. La mente tiene que ver con los pensamientos, con el razonamiento y las emociones tienen que ver con los sentimientos.

Imaginemos que nuestra alma es el pasajero de un tren (cuerpo) que recorre una vía inagotable o de duración determinada (la vida). Durante el recorrido verá muchas cosas a través de las ventanas de su vagón, interactuará con ellas e inclusive con las personas que compartan vagón (familiares, amigos, profesores…). Ese conocimiento transmitido por las personas que comparten el vagón durante el largo recorrido irán dejando una IMPRONTA en la persona creando así el grupo de CREENCIAS, ASUNCIONES, VALORES con los que crecemos.

El paisaje, lo que sucede en el exterior nos produce sensaciones, pensamientos, sentimientos y todo a la vez se tiñe de las creencias que hemos ido adquiriendo.

En definitiva, el conjunto ALMA-CUERPO-MENTE-EMOCIÓN es un conjunto interdependiente y por ello es tan importante que todas las partes se hallen en ARMONIA Y EQUILIBRIO.

Si la creencia es IRRACIONAL, produce PENSAMIENTO IRRACIONAL y en consecuencia LAS EMOCIONES RESULTANTES SON IRRACIONALES.

Esas emociones irracionales nos PARALIZAN, SE ENQUISTAN y lo más importante AL NO FLUIR NOS PRODUCEN MALESTAR.

Con los cinco estadios propuestos por la INTELIGENCIA EMOCIONAL conseguimos coherencia emocional, dejamos que las emociones transiten y vivimos más felizmente.

2 comentarios:

Celia dijo...

Querida amiga:
Siempre resulta reconfortante entrar en tu sabio espacio.
Un beso y no nos olvides, que necesitamos esos consejos tuyos.

Humberto dijo...

Hola, entré a tu blog por casualidad, me pareció muy bueno y no quería salir sin decírtelo.
Aprovecho para invitarte a pasar por el mío que es de literatura.
Un saludo cordial.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com