martes, 5 de mayo de 2009

Conoce a tu depredador



La violencia de los hombres contra las mujeres plantea un problema muy amplio y complejo además de una violación de los derechos humanos.

Hasta finales del siglo XX no se califica de delito la violencia del hombre en casa. En la 1ª Conferencia de Mujeres de las Naciones Unidas de 1975 aún se consideraba la violencia doméstica como un asunto de familia. En 1985, en la Conferencia Mundial de Nairobi ya se empezó a considerar la violencia doméstica como aquella que pone en peligro los derechos fundamentales, la libertad individual y la integridad física de las mujeres. Finalmente, en Beijing (1995) se reconoce la violencia contra las mujeres como un obstáculo para la igualdad, el desarrollo y la paz de los pueblos, impidiendo que las mujeres disfruten de sus derechos humanos y libertades fundamentales.

Definimos VIOLENCIA como un patrón de conducta que se usa para ejercer coerción y control sobre alguien, y puede incluir MALTRATO FÍSICO, SEXUAL, ECONÓMICO, EMOCIONAL Y PSICOLÓGICO.

Cualquier persona puede ser víctima de la violencia doméstica, pero la gran mayoría son mujeres ya que se trata de una expresión de dominio del hombre sobre la mujer.
Está fundada en un reparto desigual del poder entre hombres y mujeres, producto de la agresión social, su dependencia económica y la asignación de roles en base a una estructura patriarcal.

La VIOLENCIA PSICOLÓGICA es cualquier acto o conducta intencionada que cause un daño emocional. Consiste en enviar mensajes y gestos o manifestar actitudes de rechazo.
La intención es humillar, avergonzar, hacer sentir insegura y mal a una persona, deteriorando su imagen y su propio valor, con lo que se daña su estado de ánimo, se disminuye su capacidad para tomar decisiones y para vivir su vida con gusto.

Para que el MALTRATO PSICOLÓGICO se produzca tiene que mantenerse durante cierto periodo de tiempo. Tiempo en el que el verdugo asedie, maltrate o manipule a su víctima y llegue a producirle la lesión psicológica, dejando a la víctima incapacitada para defenderse.

El Maltrato psicológico puede darse de manera ACTIVA o PASIVA. Pasivo es la falta de atención a la víctima o abandono emocional. Activo es un trato degradante continuado que ataca a la dignidad de la persona.


Desde la posición de VICTIMA a veces es difícil detectar el padecimiento de violencia psicológica porque en esas situaciones a menudo desarrollamos mecanismos psicológicos que ocultan la realidad cuando resulta excesivamente desagradable.
Aprendemos a NEGAR y a INTELECTUALIZAR la violencia de la que somos víctimas, buscamos justificación para la actitud del agresor y a veces recurrimos a culparnos de lo que sucede. Buscamos en nuestras actitudes pasadas y presentes el motivo del maltrato. Recorremos una a una nuestras palabras, gestos, acciones buscando la causa de la violencia que creemos hemos provocado.

¿Cómo detectar abuso, maltrato o violencia psicológica?

•Si das vueltas a situaciones incomprensibles que te producen padecimiento o malestar, intentando averiguar el porqué.
•Si sufres en silencio una situación dolorosa y esperas que las cosas se solucionen por sí mismas.
•Si te sorprendes a ti misma haciendo algo que no quieres hacer.
•Si has llegado a la conclusión de que la situación dolorosa que sufres no tiene solución porque te la mereces.
•Y si te sientes mal frente a una persona, si te produce malestar, inseguridad, miedo, emociones intensas injustificadas, un apego o un afecto que no tiene justificación, una ternura que se contradice con la realidad de esa persona, si te sientes poca cosa, inútil, indefensa o tonta delante de esa persona.


Continuará...

6 comentarios:

Sundance dijo...

Gracias por explicarlo tan bien.
Aunque creía tener claro que era la violencia, leyéndote he descubierto nuevos conceptos.

Besos, Pantera!

Any dijo...

Mmmmm que feíto! La verdad es que uno vé tantos casos de maltrato; a veces se nota claramente y sin embargo parecería que la mujer en cuestión no se da cuenta (aunque quizas se hace la desentendida, no sé).
Se da el caso al revés también, tengo una pariente que trata al marido en público de forma horrible. Nunca entendí como el tipo todavía la aguanta, si hasta me dan ganas de preguntarle, jajajja, no ... no lo voy a hacer :)
besos Pantera, que cara la de Nicholson eh??? brrrrrrr

Mercedes dijo...

Conozco muy bien el maltrato psicológico. Levantarte y encontrar papelitos pegados en la nevera, en la pantalla del ordenador, en el armario... También, el ignorarte como persona por el hecho de que tú tomes decisiones por tu cuenta; los reproches constantes; el ponerte mala cara porque te ríes con tus hijos, hablas con tu hermana por teléfono o te ilusiona escribir.
Las lesiones son importantes, incluso supuran de vez en cuando. Pero lo importante es perder el miedo a enfrentarse con el agresor. Ya sé que no es fácil pero si sabe que cuentas con la ayuda de otras personas, su fuerza merma. Además, la fuerza de la víctima cuando le colman el vaso es temible, porque la arma la razón y el agresor lo sabe.
Muy buen artículo.

Celia dijo...

Hola querida Psicóloga. Tus escritos siempre acertados, nos indican tú profesionalidad.
El tema de hoy es peliagudo. Muy duro. El maltrato psicológico no tiene sexo. Si supiéramos quienes somos y hacia donde vamos, las cosas cambiarían. Si tomáramos conciencia y nos pusiéramos en el lugar ajeno, todo sería diferente. Pero como humanos que somos cometemos errores una y otra vez.
Esperemos un mundo mejor. Debemos poner un granito de esperanza para que sea así.
Un beso.

Carmina dijo...

no lo he sufrido en primera persona, pero he visto hasta que punto hundio a mi hermana que despues de dos años de separarse todavia arrastra secuelas muy fuertes, y como tu dices aun hoy sigue justificando ciertas cosas para mi injustificables, ella fue valiente y a pesar de quererlo lo dejo, pero otras no lo son tanto, ojala sean capeces de ver hasta que punto las denigra, y escapen de su agresor, la recuperacion es lenta, las heridas a veces supuran, pero terminan cicatrizando, un buen tema, quizas pueda ayudar a muchas personas, besos wapa

L.N.J. dijo...

Ay ! y yo que estaba colada por este actor, vaya carita que pone en esta escena.

A mi estos temas, me ponen mala. Cuando los leo, los imagino, la tortura psicólogica,- je-je, que me delata.

Ahora un abrazo, espero que también te llegue.
Cuídate y sé feliz.