sábado, 28 de febrero de 2009

Lucha contra la adicción


Nuestro cuerpo es nuestro vestido para funcionar en este Universo y debemos cuidarlo, protegiéndolo de excesos que puedan disminuir su resistencia porque no disponemos de recambio y cuando el motor se pare se dará por terminado el paseo terrenal.

Si escuchamos a nuestro interior percibiremos rechazo a esos enmascaramientos producidos por las conductas adictivas, todas y cada una de ellas sólo aportan satisfacciones superficiales y momentáneas que muy bien podríamos prolongar si trabajáramos nuestro interior. El ser adicto muestra debilidad y cobardía, miedo a dejar sentir la propia expresión de nuestros sentimientos. Hay que aprender a liberarse de modo natural y sano, luchar contra los falsos envoltorios que bajo una apetitosa funda encierran un desgraciado desenlace.

La voluntad está en nosotros mismos, sólo hay que estar en paz con nuestro interior para utilizarla. El mundo real ya es atractivo no necesitamos disfrazarlo sea cual sea el entorno que nos haya tocado vivir porque ante todo tenemos el poder de elección que nos permite en todo momento seleccionar aquello que resulta saludable o provechoso de lo que supondría a la larga dolor. El problema es que demasiadas veces el ser humano no se atreve a utilizar dicho poder engañado por sus propias defensas.

El parado se queja de la falta de trabajo y de lo cruel que es el mundo pero no elige salir de su situación, lo mismo ocurre con la pobreza, los barrios marginales, las familias desestructuradas y un montón de situaciones críticas que nos toca a menudo vivir. No digo que siempre se pueda salir de todo pero hay un pensamiento que debe permanecer siempre presente en todos nosotros: si estamos atrapados en una situación conflictiva es porque algo tenemos que aprender de ella, así es que cambia el chip y busca lo positivo dentro de tanta amargura en vez de confabularte con adicciones que nublen tu negativa existencia porque la negatividad la creas tú y tus pensamientos, no el entorno que te haya tocado vivir.

Hay que eliminar de nuestro lenguaje mental todo lo que justifica la adicción; basta ya de ser y creernos sufridores a expensas de un entorno culpable que nos hace como somos! Basta ya de engañarnos, la realidad solo es una, nos convertimos en adictos porque no sabemos cómo amarnos, tememos explorar nuestro yo y la adicción es la herramienta más usada para hacerlo en nuestro lugar.

Cada uno de nosotros somos únicos y exclusivos responsables de nuestra conducta, dejemos ya de buscar culpables en el exterior y aprendamos a conocer nuestro interior. Elige amarte y disfrutarás de una vida libre de sombras que empañan el crecimiento.

5 comentarios:

CESAR dijo...

Si la teoría la tengo clara, pero el día a día hace muy dificil ponerla en práctica, aunque he decidido ser más positivo. Por ejemplo en mi blog llevo unos días intentando sacar una sonrisa, y yo me encuentro mejor, por lo menos en esos momentos que se me ocurre el relato y leo los comentarios donde parece que he sido capaz de hacer vivir un pequeño instante sin penas. Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Totalmente de acuerdo con tus planteamientos. yo estoy en paro y sé que hago poco para salir de mi situación, pero es que mientras tanto escribo como una máquina durante todos los días sin parar. Hace varios años descubrí que mi trabajo no retribuido es escribir. Escribo y soy feliz. en cuanto al tabaco, el alcohol y demás drogas... excepto un cafetito por las mañanas, y con leche, lo dejé todo hace mucho tiempo y soy feliz así. Un abrazo!

Paco dijo...

Buena reflexión que trata un tema candente y siempre actual. Acabamos siendo adictos a muchas cosas,claro que las que nos hacen daño son siempre las drogas

Gtacias Pantera por darnos un poco de luz.

Quizás por eso existe este blog...

Como bien dices tu Cesar el dia a dia se nos hace difícil cuando los problemas nos atosigan. Pero pensando en positivo a la larga las cosas acaban saliendo bien. Lo digo por experiencia propia.

Por cierto Josef, no eres el único que escribe sin parar (jeje). Creo que todos los que corremos por aquí dedicamos muchas horas a teclear en nuestro PC.

Un abrazo

Sundance dijo...

Hola Pantera,
nos has dado una lección de verdad a todos, yo estoy de acuerdo contigo, siempre se puede hacer algo mejor que autocompadecerse y conformarse con la situación de la que uno tanto se queja.
Tu entrada es de 10.
Gracias por la sabiduría felina!

Anónimo dijo...

soy adicto a la cocaina hace mucho tiempo años, he estado sobrio por temporadas pero ultimamente he caido mas bajo que nunca,he perdido mis ultimos empleos, mi familia todo, estoy en el proceso de desintoxicacion, llevo 1 mes sano, pero me cuesta trabajo mantenerme,muchas personas me preguntan por que lo hago y la verdad no tengo respuesta