domingo, 15 de febrero de 2009

Codependencia


El ser humano tiende a establecer vínculos afectivos y a depender de ellos. Llamamos codependencia a aquella necesidad de funcionar a través del otro. Por ejemplo, una madre a la que sus hijos abandonan en pro a su independencia, sentirá un tremendo vacio porque durante los años en los que ellos han sido educados, ella se ha dedicado a su crecimiento y ha olvidado que antes de madre era mujer; o bien, aquel marido de mujer adicta a las drogas, que tras lograr deshabituarse de ellas ya no sabe muy bien que papel desarrollar, porque mientras su esposa luchaba contra la adicción él la apoyaba, o bien lloraba por el problema de su mujer. Ahora, con la batalla en principio ganada ¿qué papel juega el marido cuando en su momento centró su vida en liberarla a ella de la adicción?...

Y como estos, muchos otros casos en los que comprobamos que tu vida va unida a la vida de otro, a sus problemas, a sus experiencias, dejando de lado tu propio interior, aquel que te pide que le escuches, que le des aquello que te pide y, cuando esto sucede, cuando nos perdemos en la "codependencia", perdemos un poquito de nosotros mismos y eso nos lleva de nuevo a sentir ese vacío interior, aquel con el que nacemos y aquel que nunca seremos capaces de llenar.

5 comentarios:

XoseAntón dijo...

Me pregunto si es posible ser sin los demás; si codependecia no será, al fin y al cabo, las mismas raices que nos mantienes erguidos. Ocurre como dices, es cierto, pero sucede cuando dentro de nosotros existe el vacío, nada más.

Bikiños

moderato_Dos_josef dijo...

Totalmente de acuerdo con los planteamientos. yo estuve en ese punto de la codependencia personal y ahora mismo trato de salir de la económica. Esto nunca se acaba. Un placer llegar a tu blog. Me llevo tu link, así podré volver cuando te enlace. Un saludo de josef.

Paco dijo...

Estoy con vosotros Xose y Josef

siempre hay un punto de codependencia en toda relación. Lo importante es saber como deshacerse de la dependencia emocional cuando esta nos lleva a un estado de vacio al perder a la persona de la que dependemos.

Este tema tiene muchos puntos para desarrollar que seguro la autora nos podría ampliar en otros posts.

Un abrazo para vosotros

CESAR dijo...

Al creer que tu cometido ha acabado puedes llegar a pensar que ya no "pintas" nada, ahora que hago.
Algo similar le pasa a personas que toda su vida han estado trabajando, y cuando les llega la jubilación, no saben que hacer, les queda todo grande. Un abrazo.

Pantera dijo...

Xosé Antón,
Por suerte no todos somos codependientes pero cuando lo eres terminas viviendo la realidad de otro porque así dejas de mirarte a tí mismo y "duele menos". Gracias por tu comentario.

Moderato Dos Josef,
Gracias por leerme y suerte con la codependencia económica que en estos tiempos que vivimos ya es mucho. Un saludo.

Paco,
Espero con el tiempo ampliar más la información de este texto. La codependencia es un término muy utilizado actualmente y surge del fenómeno "Adicciones". En el adicto el codependiente pasa por las mismas etapas del consumo de drogas pero sin usarlas. Cuando entra en abstinencia, el codependiente pierde el sentido de su vida porque ésta estaba a expensas del adicto. La clave, Paco, está en amar sin dependencia y eso se logra queriéndonos ante todo a nosotros mismos, eso llenará el vacio. Un abrazo.

César,
Si el sentido de tu vida está en vivir la vida que otro ha elegido, evidentemente cuando éste se muere o se separa, tienes que tomar de nuevo la senda que marcaba tu propio camino.